Archivos de autor para Evelyne Ramelet

Huevos de Pascua pintados

El huevo es lo más simbólico de la tradición de Pascua en los países de confesión cristiana ortodoxa, principalmente en la zona de los Balcanes: Grecia, Chipre, Rumania, Albania y en los países del Norte Este de Europa: Rusia, Ucrania, Bielorrusia, etc.

Los huevos se cuecen en agua (huevos duros) y se pintan de diferentes colores, pero el rojo es el color que domina. Si los ortodoxos tuvieran que escoger un solo color sería el rojo.

Tradicionalmente, para los ortodoxos, la decoración de los huevos de Pascua empieza el jueves santo. El primer huevo pintado, en rojo vivo, tiene que haber sido puesto el día jueves santo. Los siguientes pueden llevar variaciones de colores y de adornos pero siempre con colores vivos y alegres, en signo de renacimiento.

Los huevos se reparten antes de la comida del domingo de Pascua y los comensales los tienen que chocar entre ellos, invocando la resurrección del Señor.

En Rumania, por ejemplo, cuando se chocan uno de los comensales dice ” Cristo ha resucitado ! y el otro comensal con quién ha chocado el huevo le contesta ” Si, es verdad Cristo ha resucitado” Una vez hecho eso, se pelan los huevos y se comen.

Ahora los huevos duros se tiñen con colorante artificial, pero en las familias que respetan más a las tradiciones se usa material natural como las pieles de cebollas o hierbas o otros alimentos que colorean las cascaras sin ser nocivas:

  • Rojo : remolacha, flor de amapola
  • Amarillo : azafrán, piel de cebolla
  • Lila: flores de violeta, col lombarda
  • Verde: espinacas, perejil
  • Naranja: pimentón

En Francia, Alemania, Bélgica (países de mayoría católica) los huevos desaparecen de las comidas de todo el periodo de Cuaresma y reaparecen el domingo de resurrección, tirados en los jardines por la campanas de las iglesias de Roma que vuelven a tocar después de 3 días de silencio. Los niños van así en los jardines, parques, bosques a recuperar huevos de chocolate que los padres esconden tempranito en los lugares menos esperado.

El chocolate apareció en las preparaciones de semana santa en Alemania a finales del siglo 18 y en este país el conejo de Pascua se une al huevo.

Son tradiciones populares muy arraigadas todavía.

 

Anuncios

Bizcocho de Pessah

Este año (2019 en nuestro calendario, pero año 5780 para los judíos) celebramos el primer día de Pessah (Pascua Judía) el 19 de abril, o sea el viernes santo. El periodo de Pessah termina el 27 de abril de 2019.

La particularidad de la celebración de Pessah (en materia gastronomica, por supuesto) es que no se puede comer ningún alimentado que contenga « Jamets » : harinas que hayan fermentado que sea de trigo, cebada, centeno, avena, espelta o sus derivados así que es importante preparar postres caseros para evitar todo tipo de contaminación.

Compraremos “matza” harina Kosher en una tienda habilitada para conformarnos a las obligaciones del periodo de Pessah y realizaremos un bizcocho tradicional de la cultura judía el:

Leikaj de Pesaj   (pastel de miel )

Ingredientes:

  • 3/4 taza de azúcar blanca
  • 1/4 taza de azúcar morena
  • 1/4 taza de aceite
  • 3 huevos
  • 1 taza de nueces picaditas
  • 1/2 taza de harina de matza (Matzo Meal)
  • 1/2 taza de almendras picadas
  • 3 cucharadas de jugo de naranja
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/8 cucharadita de sal

Receta del sirope

  • 1/3 taza de azúcar blanca
  • 1/3 taza de jugo de naranja
  • 1/4 taza de miel
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 1/2 taza de almendras fileteadas
  • Realización
    Precalentar el horno a 200 grados.
  • Forrar un molde con papel vegetal
  • En un bol, batir los azúcares, el aceite y las yemas de huevos
  • Batir las claras de huevos a punto de nieve e incorporar las en la preparación.
  • Agregar las nueces, la harina de Matza, las almendras, el zumo de naranja, la sal y mezclar cuidadosamente.
  • Hornear a 200 grados (con ventilación) durante 40 minutos.

Una vez enfriado el bizcocho, empaparlo con el sirope de miel y adornarlo con frutos secos o fruta confitada o fruta fresca, según gustos

 

Ensalada “si sale”

Si sale… sale. ¡sino lo tiramos!

Hoy era un día de si sale… No me quedaba nada para preparar el almuerzo. Frigo vacío, ganas de cocinar… 0 punto 0. Vaya día…

Al final al abrir el frigo encontré una endivia, unos rabanitos, queso azul y un bote de vinagreta francesa hecha con mostaza y yogur natural, como siempre.

Decidí preparar una ensalada con estas sobras y añadí unas nueces, una semillas de girasol mientras pochaba 2 huevos en agua con un chorro de vinagre.

Una vez todo listo puse 2 rebanadas de pan en el tostador y luego las frote por ajo.

Una delicia mi “si sale”. Al final un “resto del jueves” que salió super rico, ligero, sabroso y económico.

¿Se puede pedir más?

Un festival de tartares…

El sábado 6 de abril de 2019, di una clase de cocina de “Tartares” en Food Room Marbella.

Ocho personas de varias nacionalidades se reunieron alrededor de la mesa de trabajo para pelar, cortar, picar, aliñar, presentar, cocer los diferentes ingredientes que nos sirvieron a preparar los tartares de la tarde:

  • tartare de 2 salmones
  • tartare de carne de ternera
  • tartare de atún rojo
  • tartare de fruta

Una vez terminadas las preparaciones, los alumnos se juntaron alrededor de la mesa para comer todos los tartares y disfrutar de un momento de gastronomía compartida con Mariola, la anfitriona, siempre generosa en distribuir copas de vino a todos.

Una velada más en Food Room que se resvelo como siempre un momento de ocio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

y sabores…

 

Disfrutando de Carmona: ponencia y más…

Descubrir la pequeña ciudad de Carmona, situada a media hora de Sevilla ha sido una revelación para mí.

El día 3 de abril de 2019, tuve la suerte de ser invitada a la tertulia “Comer, Beber y Hablar” que organiza Manolo Martínez Rodriguez una vez al mes y he descubierto un pueblo magnífico, tanto como lugar que por la calidad de los anfitriones.

50 personas se reunieron en una de las salas del precioso Parador de Carmona donde tuve la suerte de ser invitada a dormir. Desde aquí le mando un agradecimiento particular a su director Francisco Javier Moreno.

Durante el acto, hemos hablado de cocina, de gastronomía, de alergias alimenticias, de nuevos hábitos, del tema de Slow food, de la dificultad de encontrar personas motivadas en cuanto a cocineros profesionales, de la formación, de la historia de la gastronomía, del medio ambiente y de la importancia del agua en Andalucía, así como un sin fin de temáticas más interesantes unas que otras, por las cuales los invitados preguntaron o transmitieron sus conocimientos.

El miércoles a medio día fuimos recibidos en la Universidad Olavide de Carmona, por su director  Francisco de Paula Hidalgo Rosendo que no enseño el marco increíble en el cual tiene la suerte de desarrollar el programa de cursos de verano y nos presento su equipo.

Un almuerzo en el restaurante El Molino, antiguo molino de aceite de oliva del pueblo, fue también un momento propicio al descubrimiento gastronómico así como de la arquitectura y de la cultura propia de aquella preciosa Andalucía profunda.

La ciudad de Carmona, magnifico recinto donde palacios e iglesias no se pueden contar es impresionante de arquitectura, belleza e limpieza.

No hay ni una sola calle que pueda dejar indiferente el visitante y llegando a las alturas del impresionante castillo parador de la ciudad las vistas sobre la vega parecen no tener limites en el horizonte bordado en su ultimo rango por los picos de la Sierra Nevada.

Os dejo por aquí debajo algunas fotos que no presumen poder transmitir la belleza de tal ciudad pero solo incitaros a ir a visitarla para descubrir la magia de un lugar tan lleno de historia y a la vez perfectamente integrado en el mundo virtual y la modernidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Bacalao en crumble de chorizo

Ingredientes para 4 personas

  • 4 tacos de lomo de bacalao fresco (200g por persona)
  • 150g de chorizo charcutero
  • 100g de pan rallado
  • 100g de parmesano rallado
  • 50 g de mantequilla

Preparación

Picar el chorizo en taquitos muy pequeños o picarlo con la Thermomix si tiene una. Mezclarlos con el pan rallado, el parmesano y la mantequilla blandita.

Una vez obtenido una consistencia de masa, aplastarla con el rulo pastelero entre dos hojas de papel vegetal para obtener una capa regular de 1 cm de grosor mas o menos.

Cortar esa masa en 4 trozos destinados a tapar los lomos de bacalao previamente ligeramente salados pero con una buena pizca de pimienta molida

Poner el pescado en el horno precalentado a 200º y dejarlo cocer más o menos 25 minutos según el grosor.

Servir con patatas al vapor o verdura fresca salteada.

Dieta “post-fiestas”

Cada año nos pasa lo mismo. Comemos tanto durante las fiestas que el mes de enero es el periodo durante cual queremos poner nuestro cuerpo a dieta, tomamos buenas decisiones y, normalmente, sufrimos de un hambre descomunal que no dará nunca los resultados esperados.

La verdad es que la vía la mas razonable es el equilibrio. Quitar toda la comida de repente y sin reflexionar puede provocar el efecto inverso a lo deseado. El cuerpo reacciona haciendo reservas y una vez pasado el periodo de abstinencia total, el peso perdido vuelve y más todavía en la mayoría de los casos.

Vamos a caminar juntos en este mes de enero de 2019, para lograr el efecto deseado: sanear el cuerpo, eliminar estos kilitos ganados durante las navidades y tener la conciencia tranquila…