Empanadillas de carne

Ingredientes:

  • 1/2 kg de sobras de carne cocida (ternera, pollo, cerdo)
  • Media cebolla picada muy fina y 1 diente de ajo picado
  • 1 yema de huevo y 1 huevo entero
  • Un poco de harina
  •   1 cucharada de nata fresca
  • especias de su gusto: comino o curry, o especias para cuscús
  • orégano seco, laurel molido y tomillo seco
  • 1 paquete de obleas para empanadas o 2 rulos de masa hojaldre

 

Preparación

Esta receta es particularmente interesante para utilizar las sobras de carne.
Normalmente cuando me quedan trocitos de carne de los cuales no puedo hacer un plato completo, los guardo en una bolsita de plástico en el congelador y cuando tengo bastante, los descongelo y los pico para usarla haciendo una receta rica como esa.
Empezamos: mezclar la carne cocida y picada con la cebolla, el ajo y añadir la nata y 1 huevo entero y si le gusta puede incorporar especias para darle un toque un poco más exótico a sus empanadas (comino, curry, ras el hanout o lo que les guste) y también una pizca de orégano seco, de laurel molido y de tomillo.
Añadir un poco de harina (un cucharada) para que todo sea bastante compacto.
Una vez la preparación bien mezclada, sacar las obleas de empanada en un plan de trabajo donde se echará un poco de harina para evitar que se peguen. (también se pueden hacer en una masa de hojaldre, cortándolas con un circulo bastante grande – 10 o 12 cm -).
Repartir la carne en cada oblea, mojar la mitad del borde de las obleas con agua (con un pincel) y cerrar las obleas, apretando los bordes con un tenedor.
Pintarlas con la yema de un huevo batida con unas gotas de agua.
Ponerlas en el horno precalentado a 200º y bajar la temperatura a 180º.
Dejar cocer 40 minutos, más o menos según la potencia del horno.
Servir caliente o frío, acompañado de una ensalada

Patatas rellenas y gratinadas con raclette

Ingredientes

  • 4 patatas medianas
  • 100 g de bacón o de taquitos de jamón serrano (o de cualquier sobra que pueda servir para un relleno)
  • 4 champiñones blancos grandes
  • 8 lonchas de queso raclette
  • Sal, pimienta, 1 pizca de orégano seco, 1 taza pequeña de vino blanco,
  • Aceite de oliva

Preparación

Seguramente habeis visto en el supermercado un queso francés que se vende en lonchitas y que se llama “raclette”No se suele comer solo, así, como cualquier otro queso pero se cocina y se sirve de varias maneras, la más conocida de ellas siendo “el raclette” fundido en una hornillas especificas y que se sirve con charcuteria y patatas al vapor.

En Francia y Suiza es el típico plato que se hace los días de nieve y que sirven en los restaurantes de las estaciones de ski.

  • Lavar las patatas cuidadosamente y cocerlas con la piel en el microondas, así, tal y cual durante 8 minutos a potencia máxima.
  • Una vez cocidas, cortarlas en dos partes a lo largo y vaciarlas de su pulpa con una cuchara pequeña, cuidando de no romperlas para poder rellenarlas después.
  • Mientras tanto, pelar y picar muy fino la cebolla y echarla a pochar en una sartén con un poco de aceite de oliva. 
  • Limpiar los champiñones blancos y separar pies y cabezas. Las cabezas se usaran laminadas en la ensalada que acompañará la receta. Los pies se usaran en el relleno.
  • Añadir los tacos de jamón serrano o de bacón y rehogar, echar los pies de champiñones picados bastante finito y mezclar todo. Añadir una pizca de sal, pimienta molida, el orégano seco y el vino blanco. (la cantidad de sal dependerá del producto usado por el relleno, porque el jamón serrano y el bacón ya están bastante salados)
  • Dejar cocer 1 minuto y añadir la pulpa de las patatas. Mezclar todo bien y repartir este relleno en cada patata.
  • Tapar cada media patata con una lonchita de queso raclette y pasar en el horno precalentado a 180 º durante 5 minutos. El queso tiene que ser más fundido que tostado.
  • Servir caliente con una ensalada.

(si os queda un poco de carne picada o de jamón de york o lo que sea… se puede acomodar de la misma manera. Esta receta es típica para usar las sobras de comida también e ideal para finales de mes: deliciosa e económica!

 

 

Hummus de garbanzos

Ingredientes

  • Medio kilo de garbanzos (Dejar en remojo la noche anterior) ó un tarro de garbanzos cocidos
  • Zumo de 2 limones (o según gusto)
  • 3 cucharadas de tahini
  • 3 dientes de ajo, aplastado, 1 cucharadita de sal, aaceite de oliva, peperejil fresco

Preparación

El hummus es uno de los platos emblemáticos de la cocina oriental, desde Turquia hasta Libano, Grecia, Marruecos. Es un plato original, sabroso pero también muy recomendable por sus calidades nutricionales, sobre todo en el caso de las dietas vegetarianas.

  • Cocer los garbanzos con sal durante 1 hora (o usar garbanzos de bote, ya cocidos)
    Escurrir los garbanzos (Reservar una taza del agua de la cocción) Puede reservar unos garbanzos para decorar el plato al momento de servir (como en la foto)
  • En el bol de la thermomix o con una batidora normal, machacar los garbanzos con el agua de cocción hasta obtener un pure homogéneo.
  • Añadir el Tahini, los dientes de ajo pelados y machacados, el zumo de limón y la cucharada de sal. Mezcle entre 3-5 minutos hasta que quede una consistencia suave.
  • Colocar en un plato para servir, y crear un hueco en el centro del humus para agregar una pequeña cantidad de aceite de oliva virgen.  Servir con picos, o pan de pita fresco, cálido o tostado, o con crackers.  Ideal para el aperitivo pero también para acompañar albóndigas tipo Kefté.

Opciones:
Si quiere un hummus picante, añadir un pimiento rojo de Chile o guindilla o una pizca de pimienta de cayena o pimienta negra en la preparación antes de pasarla a batidora.<!—Fin del espacio para el contenido de la receta.


Curry de quinoa con piña

Ingredientes:

  • 200 g de quinoa
  • 4 rodajas de piña fresca
  • 1 cuchara de curry verde, 1/2 cuchara de curcuma, 1/2 cuchara de jenjibre molido
  • 1 chalota, 1 pizca de tomillo, 1 hoja de laurel
  • sal y pimienta, aceite de oliva suave, agua

Preparación:

  • Lavar la quinoa, dejarla en un recipiente de agua fresca durante media hora como minimo (para eliminar su sabor amargo)  y escurrirla con cuidado.
  • Calentar un poco de aceite de oliva en una cacerola y echarle la quinoa. Rehogar y echarle el curry,
    el jengibre molido y el cúrcuma. Añadir el agua para tapar la quinoa.
  • Salpimentar, añadir una hoja de laurel, el ajo, un pizca de tomillo y la chalota picada.
    Remover y dejar cocer a fuego lento durante 10 minutos sin tapar.
  • Cuando la quinoa haya absorbido todo el agua, añadirle la leche de coco. Mezclar y dejar absorber.
  • Repartir los dados de piña fresca y presentar la quinoa para acompañar una carne o como plato vegetariano

quinoa-3

Champiñones rellenos

Ingredientes:

  • 4 champiñones grandes
  • 100 g de taquitos de bacón
  • 1 tomate
  • 1 cebolla pequeña, 1 diente de ajo, 1 hoja de laurel, 1 pizca de tomillo
  • 1 poco de perejil picado
  • 1 vaso de vino blanco, sal y pimienta
  • Número de personas: 4
  • Preparación: 20 min
  • Cocción (en minutos): 40 min
  • Dificultad: fácil
  •  Presupuesto: 5 €

 

Preparación

Me quedaba poca cosa en el frigo esta semana, pero si, unos magníficos champiñones blancos que me había traído una amiga.
Así que decido rellenarlos con las sobras que yo arregle de la manera siguiente:

Pele y pique fina la cebolla y hice lo mismo con el tomate y el perejil.

Calenté un poco de aceite en una sartén y eche la cebolla a pochar a fuego lento. Luego añade los taquitos de bacón, subiendo el fuego para que echen su grasa y deje tostar removiendo todo.

He añadido enseguida el tomate, el perejil, el ajo picado, el vino blanco y sal pimente. Puse los pies de los champiñones picaditos también. Echar la pizca de tomillo y la hoja de laurel.

Puse de un lado las cabezas de champiñones para que se cuecen tranquilamente sin pasarse.
Tape la sartén y deje cocer unos 15 min a fuego lento.

Una vez la cocción terminada, rellene las cabezas de champiñones con los ingredientes y pase la preparación al horno precalentado a 180 º durante 10 min para que se mezclen los sabores y que los champiñones se empapen del jugo de la preparación.

Se come caliente acompañado de una buena ensalada

 

 

 

 

Crema de bogavante

Ingredientes

- 2 cabezas de carabineros
 - 1 cabeza de bogavante o 2 pinzas
 - 1/2 cebolla, 1 trocito de puerro, media zanahoria
 - 2 gramos de azafrán
 - 1 lata pequeña de tomate triturado
 - 3 cucharas de coñac para flambear (o whisky)
 - 1/4 l de vino blanco seco
 - 1 litro de agua
 - sal y pimienta, aceite de oliva, tomillo seco, oregano seco.
 - masa de hojaldre

Preparación

Cuando hago bogavante o carabineros para mis clientes, siempre cuido de no tirar las cabezas porque dan un sabor increíble a sopas, salsas y bases de paella por ejemplo. Las congelo y luego las saco cuando la necesito, como era el caso hoy, en este día fresco de otoño. Con 2 patas de bogavante y 2 cabezas de carabineros prepare esa deliciosa crema.

Calentar un poco de aceite y pochar la cebolla picada fina, el puerro y la zanahoria.  Dejar 5 minutos a fuego vivo e añadir el azafrán molido. Remover todo, echar las patas y cabezas de los bichos, verter el coñac y flambear inmediatamente.
Añadir el tomate triturado, el vino blanco, el agua, el orégano y el tomillo salpimentar y dejar cocer 1 hora a fuego lento.
Una vez cocido, pasar todo en la batidora (menos las patas de bogavante que va a ser imposible triturarlas)
Romper las patas de bogavante y sacar la carne que está dentro y echarla a la crema una vez está triturada. (las cabezas de carabineros se trituran perfectamente, no hace falta quitarlas porque es lo que da más sabor y una vez machacadas a alta velocidad no se encuentra ni una pizca de cascaras)
Para darle un pequeño toque decorativo más, tapo los boles de sopa con un trozo de masa de hojaldre que pinto con un poco de yema de huevo. Pongo el bol en el horno caliente (180º) y dejo cocer el hojaldre durante 25 min más o menos (hasta que este bien doradito e hinchado)
Servir bien caliente. Se puede añadir una cuchara de nata espesa y picatostes de ajo.

1 12 13