Lebrija… ¡mucho más que pan y vino!

Lebrija: un descubrimiento cultural y gastronómico

Si la ciudad de Lebrija es rica en patrimonio cultural inmaterial y monumental, tuvimos la suerte el fin de semana pasado de disfrutar también de mano de Domi Velez, panadero muy conocido de la ciudad y de Eva Cepero Flamencakitchen de descubrir el lado gastronómico de este municipio de la provincia de Sevilla, situado a unos kilómetros del Atlántico, en medio de las marismas.

Eramos unos 40 profesionales de los sectores de la gastronomía, del turismo y de la prensa, todos invitados por la municipalidad en concertación con la diputación de Sevilla.

Nos recibió el Alcalde del municipio Pepe Barroso, en la casa de la juventud que recela unos vestigios impresionantes, tesoros de la “Lebrija ciudad romana”.

Allí nos esperaba un desayuno romano en toda regla, con una selección de panes más ricos y tradicionales unos que otros de mano de Domi del Horno de Velez, panadería famosa como pocas.

Las marismas, señal de identidad de la ciudad

Nos explicaron las peculiaridades de la gastronomía local directamente liada a los cultivos extendidos en las marismas que llegan hasta las orillas de río Guadalquivir.

Los campos de cereales, trigo, avena, girasol se extienden hasta el horizonte en zonas que fueron anteriormente plantadas de olivos, cuales fueron arrancados en los años 70. Los cultivos de verduras en modo convencional y al aire libre son también una parte importante de los recursos agrícolas de la ciudad: pimientos, tomates, calabacines, pepinos, etc.  

La viña es por supuesto un elemento emblemático más de la zona, sin perder de vista que estamos a unos kilómetros de los viñedos de San Lucar de Barrameda.

Producción de vino blanco, fino, amontillado, oloroso hacen así el cotidiano de las bodegas de Lebrija y tuvimos la suerte de ser invitados a probarlos tanto en las bodegas Gonzales Palacios que en Bodegas halcón.

Domi, del horno de Velez, puso todo su talento a nuestro servicio para enseñarnos como se hace un buen pan a base de masa madre. Nos explico las implicaciones de la fermentación de los diferentes cereales y los posibles efectos en el cuerpo de los diferentes procesos de preparación de pan, la digestión y la asimilación etc.

Tuvimos la suerte de degustar un fantástico ajo lebrijano realizado delante nosotros en Bodegas Gonzales Palacios y, el día siguiente de una puchera lebrijana después de una cata de aceite de oliva magistral realizada por Manolo del Centro cultural del Olivo de Basilippo. 

Una visita a la alfarería tradicional bien conocida de Lebrija completaba perfectamente el descubrimiento de la parte artesanal de la ciudad, llena de grandes profesionales que nos abrieron sus puertas sin restricciones.

La visita cultural del patrimonio monumental ha sido relatada en otra página web mía e ilustrada con muchas fotos, aun que los tesoros de Lebrija se merecen, logicamente, más tiempo de lo que pudimos dedicarle.

Lebrija es un destino por si mismo y el hotel Barrio Nuevo el sitio perfecto para descansar en habitaciones preciosas y confortables a precio muy asequibles.

Un descubrimiento, una gran ciudad en cuanto a la calidad de su gente, un pueblo para comérselo, y un destino cultural preparando para el 2022 el quinto centenario del nacimiento de Elio Antonio de Nebrija.

Le seguiremos la pista sin la menor duda…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: