Comida económica

Pan casero

En el periodo de confinamiento que vivimos saber hacer el pan puede ser de gran ayuda, sobre todo para las personas que viven lejos de las tiendas o en el medio del campo.

Sinceramente, si el pan es un alimento que merece nuestro respeto por su historia y su simbólica, es la cosa la más sencilla que se puede hacer. El secreto reside en respetar los pasos y el tiempo de pausa, y listo.

Ingredientes:

  • 500 de harina de trigo (o de otro cereal según gusto, eso va hasta el infinito de mezclas y sabores
  • 500 g de agua sin cloro
  • 25g de levadura fresca
  • 10 g de sal

Preparación:

En un bol poner la harina y la sal y mezclarlas bien.

En un cuenco pequeño mezclar la levadura fresca con un poco de agua tibia. Remover cuidadosamente para obtener una masa media liquida que se echa en el medio de la harina. Añadir el agua poco a poco y mezclar con una espátula, hasta usar todo el agua.

La masa obtenida es elástica y pega bastante. Se pone en la encimera donde previamente se reparte harina y se trabaja unos minutos (no mucho)

Una vez obtenido la consistencia ideal, seca, suave y elástica, poner la masa de nuevo en el bol, tapar con un paño limpio y dejar la levadura hacer su efecto como minimo 5 horas. Una vez la masa levantada, romperla y trabajarla de nuevo unos minutos y dejarla otra vez reposar e hincharse durante toda la noche.

Por la mañana siguiente, calentar una olla de hierro fundido en el horno a 240º. vacía. Cuando la olla está super caliente, poner un papel vegetal en el fondo y echar la masa de pan.

Dejar cocer en el horno a 210º durante 45 minutos. 10 minutos antes de terminar, salpicar la crosta de pan con agua fresca y dejar terminar la cocción sin tapa para que el pan tome color y la crosta sea muy crujiente.

Sacar el pan de la olla y reservarlo en una rejilla para evitar que su propio vapor lo ablande.

“Gigantes” en salsa de tomate, como en Grecia

En Grecia hace mucha calor en verano, quizás más que en España, dependiendo de las regiones.

Los griegos consumen legumbres y no dejan de hacerlo en verano, ya que hay que seguir trabajando y se necesita energía, más todavía que en invierno.

Una de las recetas que me encantan allí es “los gigantes en salsa de tomate y albahaca fría”.

Son nada más ni menos que unas alubias garrafon como los tenemos aquí y se comen en frío con esta salsa rica. Una propuesta muy sana y sencilla para luchar contra los calores que nos anuncian para estos días de finales de junio…

Ingredientes para 4 personas:

  • medio kilo de alubias garrafon
  • 1 kg de tomates frescos o una lata de tomate triturado si no tienes tiempo de hacer la salsa casera
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cebolla grande
  • 5 dientes de ajo, laurel, tomillo, sal, pimienta blanca, albahaca

Preparación:

Dejar los garrafones en remojo una noche en agua.

Una vez rehidratados, escurrirlos y cocerlos en agua como lo hace para cualquier guiso, con cebolla, pimienta, ajo, laurel y tomillo.

Mientras se cuecen, preparar la salsa de tomate fresca: rehogar la cebolla, echarle los tomates partidos, añadir ajo, laurel, tomillo, sal, pimienta y el vino blanco. Dejar cocer 1 hora a fuego lento.

Triturar la salsa, muy fina y dejarla enfriar. Picar muy fina la albahaca e incorporarla a la salsa fría (la albahaca pierde su sabor cuando se cuece)

Añadir un buen chorro de aceite de oliva extra virgen.

Escurrir las alubias garrafon y dejarlos enfriar antes de echarlos en la salsa.

Servir muy frío para acompañar una carne mechada, algún que otro pastel de carne o fiambre.

 

 

 

Ensalada “si sale”

Si sale… sale. ¡sino lo tiramos!

Hoy era un día de si sale… No me quedaba nada para preparar el almuerzo. Frigo vacío, ganas de cocinar… 0 punto 0. Vaya día…

Al final al abrir el frigo encontré una endivia, unos rabanitos, queso azul y un bote de vinagreta francesa hecha con mostaza y yogur natural, como siempre.

Decidí preparar una ensalada con estas sobras y añadí unas nueces, una semillas de girasol mientras pochaba 2 huevos en agua con un chorro de vinagre.

Una vez todo listo puse 2 rebanadas de pan en el tostador y luego las frote por ajo.

Una delicia mi “si sale”. Al final un “resto del jueves” que salió super rico, ligero, sabroso y económico.

¿Se puede pedir más?

Endibias con huevos “al espejo”

La endibia es una verdura asimilada a una ensalada, pero en los países nórdicos como Francia, Bélgica, Holanda o Alemania se come mejor cocida que cruda.

Mucha gente no la consume por su sabor amargo… pero es solo por que no toman la precaución de quitar cuidadosamente el corazón del pie de la endibia, donde está situado lo amargo de esta planta.

En mi video os enseño como quitarlo y así guardar solo la parte sabrosa de la endibia. Luego se combina con todo tipo de ingredientes, pero los que más le pegan son el jamón (york o serrano) los huevos, el bechamel, el queso rallado.

En Francia, cuando cocemos huevos en el horno, les llamamos “al espejo”. De eso viene el nombre  que he dado a mi receta y que viene detallada en el video adjunto, sacado de mi canal YouTube.

 

Tartaletas de pimientos, huevos y anchoas

Si no sabes que cocinar esta noche, aquí vas a encontrar una receta deliciosa, económica y que gustará a toda la familia.

Perfecta en estos días de frío, ya que hay que encender el horno, es “la” receta con la cual te lucirás…. Y si consideras que los pimientos no son de temporada, más fácil todavía con pimientos en aceite, ya cocidos… ahorraras más tiempo todavía.

En video la tienes…

Tallarines con esparragos y langostinos

Hoy os paso una de mis recetas favoritas, perfecta para los duros días de frío que tenemos ahora. La pasta es un alimento un poco desconocido de los españoles y poco se cocina, al contrario de lo que hacen nuestros amigos italianos que la ponen a la mesa todos los días, principalmente en entrante.

Con el video mío, lo vais a tener más fácil….

 

1 2 7