cocina griega

“Gigantes” en salsa de tomate, como en Grecia

En Grecia hace mucha calor en verano, quizás más que en España, dependiendo de las regiones.

Los griegos consumen legumbres y no dejan de hacerlo en verano, ya que hay que seguir trabajando y se necesita energía, más todavía que en invierno.

Una de las recetas que me encantan allí es “los gigantes en salsa de tomate y albahaca fría”.

Son nada más ni menos que unas alubias garrafon como los tenemos aquí y se comen en frío con esta salsa rica. Una propuesta muy sana y sencilla para luchar contra los calores que nos anuncian para estos días de finales de junio…

Ingredientes para 4 personas:

  • medio kilo de alubias garrafon
  • 1 kg de tomates frescos o una lata de tomate triturado si no tienes tiempo de hacer la salsa casera
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cebolla grande
  • 5 dientes de ajo, laurel, tomillo, sal, pimienta blanca, albahaca

Preparación:

Dejar los garrafones en remojo una noche en agua.

Una vez rehidratados, escurrirlos y cocerlos en agua como lo hace para cualquier guiso, con cebolla, pimienta, ajo, laurel y tomillo.

Mientras se cuecen, preparar la salsa de tomate fresca: rehogar la cebolla, echarle los tomates partidos, añadir ajo, laurel, tomillo, sal, pimienta y el vino blanco. Dejar cocer 1 hora a fuego lento.

Triturar la salsa, muy fina y dejarla enfriar. Picar muy fina la albahaca e incorporarla a la salsa fría (la albahaca pierde su sabor cuando se cuece)

Añadir un buen chorro de aceite de oliva extra virgen.

Escurrir las alubias garrafon y dejarlos enfriar antes de echarlos en la salsa.

Servir muy frío para acompañar una carne mechada, algún que otro pastel de carne o fiambre.

 

 

 

Anuncios

Kleftiko (estofado griego con cordero)

Ingredientes para 4 personas
1kg de carne de cordero (paletilla, cuello, falta) 

1 cebolla, 3 dientes de ajo, oregano seco, 2 cucharadas de concentrado de tomate,  sal y pimienta, aceite de oliva, agua

Preparación

Asar los trozos de carne en una sartén antiadherente, a fuego muy vivo, para darles color. Salpimentarlas y añadir una pizca de orégano. Poner toda la carne en una olla de hierro fundido. Añadir los dientes de ajo, la cebolla picada, los trozos de tomate, el concentrado de tomate, el laurel y el tomillo y cubrir de agua hasta arriba. 

Poner la olla en el horno precalentado y dejar cocer 2 horas à 160º.

Verificar la cocción y añadir la guarnición deseada: patatas con judías verdes, arroz brillante o pasta o lo que le guste.  Tapar y dejar 20 minutos más. El arroz o las patatas tienen que absorber todo el jugo de cocción de la carne.

Servir muy caliente

Kleftiko con arroz brillante