El resto del jueves

Ensalada tibia de pollo

Ingredientes para 4 personas

  • Unas sobras de carne de pollo asado, judías verdes cocidas, 10 tomates cherry,
  • Unas hojas de lechuga, 1 cebolla
  • El zumo de 1 limón, vinagre de vino, salsa de soja, aceite de oliva, sal y pimienta

Preparación


Pelar y trocear la cebolla en aros pequeños
En una sarten calentar un poco de aceite de oliva y rehogar los aros de cebolla a fuego vivo. Remover bien y añadir la salsa de soja y el vinagre de jerez. Añadir los trozos de pollo y las judías verde. Dejar 2 minutos removiendo todo y luego sacar del fuego.
En los platos, poner las hojas de lechuga cortadas. Poner encima los trozos de pollo, las judías verdes, los aros de cebolla, los tomates cherry.
Añadir aceite de oliva y el zumo de limón a la vinagreta tibia, salpimentar, emulsionar cuidadosamente y repartir encima de los platos.
Servir tibio
(se puede añadir cualquier tipo de verdura: pimiento, pepino, aguacate, etc.

 

Calabaza con queso de cabra

Ingredientes para 4 personas

  • Medio kilo de calabaza tipo “spaghetti” 1 queso de cabra alargado
  • 50 g de nueces, sal pimienta, nuez moscada,aceite de oliva, orégano seco

Preparación

Pelar la calabaza y cortarla en rodajas gruesas. En una sartén calentar aceite de oliva y echarle las rodajas de calabaza a fuego mediano.
Darles la vuelta varias veces hasta que se ablanden. Salpimentar y añadir una pizca de nuez moscada molida.
Poner las rodajas de calabaza en una fuente para el horno.
Repartir las nueces en la calabaza y añadir una loncha gruesa de queso de cabra encima de cada una. Salpicar con un poco de orégano seco.
Poner en la parte alta del horno en posición parilla y dejar fundir el queso, o gratinar si prefiere. Sacar la fuente y servir las rodajas de calabaza encima de una lechuga bien aliñada.
Este plato se puede hacer con trocitos más pequeños de calabaza y será perfecto para un aperitivo original y sabroso

Patatas sorpresa

Ingredientes para 4 personas

  • 4 patatas gordas, 150 g de salmón ahumado en lonchas, tacos o sobras
  • Yogur griego natural (o nata) ½ Cebolla picada, pimentón dulce
  • eneldo fresco o cebollino,sal y pimienta, huevas de lompo para adornar

Preparación

Lavar y secar bien las patatas y envolver cada una en un trozo de papel aluminio al horno 30 min a 180º. Pincharlas antes de sacar para verificar la cocción.
Una vez cocidas, cortar una loncha gruesa de cada patata a lo largo, para poder vaciarlas sin destrozarlas
Quitar lo más posible de la pulpa de patata con una cuchara, delicadamente y mezclarla con yogur, cebolla, cebollino, sal, pimienta y una pizca de pimentón dulce.
Picar el salmón ahumado y añadirlo a la pulpa de patata y luego rellenar de nuevo las patatas con la mezclar y repartir el salmón ahumado encima de cada patata.
Adornar cada patata con un poco de hierba (eneldo o cebollino) y las huevas.
Servir todavía tibio acompañado de una ensalada verde.

Torrijas y “pain perdu”

Entramos en periodo de Semana Santa y las torrijas están por todas partes: casas, panaderías, pastelerías, restaurantes, etc. todo el mundo se quiere sobrepasar preparando la mejor torrija del mundo.

En muchos países del mundo las torrijas son parte de la cocina de aprovechamiento, pero en España se fabrica un pan especial para las torrijas. Antagonismo total en relación a una tradición de ahorro durante la cuaresma.

Las torrijas se inventaron para utilizar el pan seco, para no tirarlo y eso siempre iba acompañando eventos religiosos cristianos. Al principio se hacía justo después de la epifanía, para utilizar las sobras de pan de las fiestas navideñas, luego en varios países las torrijas se hicieron para los carnavales y ahora la torrija es estrechamente unida a la Semana Santa, por lo menos en España.

La receta cambia un poco según los países pero la base es la misma: transformar el pan seco en un postre rico, añadiéndole huevo, leche, azúcar o sirope, friéndolo o cociéndolo al horno tal como un bizcocho que luego se corta en lonchas.

En Canada, hablamos de “pan dorado” tradicionalmente servido con jarabe de arce. En Holanda, la torrija se llama “gewonnen brod” (pan ganado) para identificar el hecho de que es pan recuperado. En Francia se llama “pain perdu” (pan perdido). En Inglaterra hablamos de “bread and butter pudding”. (pastel de pan con mantequilla)
En Estados Unidos lo llaman “French toast” (tostada francesa) y en Mejico “Pan francés”.
Argentina y Uruguay se prepara la misma receta que en España y allí se llama “Torreja”.
En Suiza, la torrija es la “croûte dorée” (crosta dorada) y en Alemania hablamos de “Armer Ritter” (caballero pobre) lo que correspondería en Español a “ropa vieja” que significa arreglar una comida con ingredientes baratos o sobras. En Portugal, la torrija es un postre típico de Navidad, llamado “rabanadas”.

La torrija tiene mucho futuro todavía ya que las tendencias culinarias la integran en los postres los más finos de los restaurantes de lujo.

Hay que reconocer que las adaptaciones modernas dan mucho de si, y que una buena torrija acompañada de una bola de helado, una fruta fresca rica, rellena con crema, flambeada con run, acompañada de vino de Málaga o aromatizada con flor de azahar es todo un arte…

(La foto es una cortesía de mi tocaya Evelin Sanchez Jurado. Se lo agradezco ya que no tenía foto mía para acompañar mi articulo)

Gratinado “Parmentier”

hachis parmentier 3Ingredientes para 4 personas

  • 4 patatas, 1/2 litro de leche, 1 pizca de sal, pimienta y nuez moscada molida
  • Sobras de carne (puchero, pollo, guiso) 1 tomate maduro
  • 1 huevo, tomillo, nata, 150 g de queso rallado (emental o gouda o manchego) mantequilla

Preparación

Cocer las patatas en agua con sal y machacarlas con la leche para obtener un puré. Salpimentar y añadir una pizca de nuez moscada y un buen trozo de mantequilla. (No hace falta que sea un pure muy liso, le viene bien ser un poco más rustica.)
Picar las sobras de carne con un robot y añadirle el huevo, una cuchara de nata espesa, una pizca de tomillo. Mezclar cuidadosamente.
En una fuente para el horno repartir el pure y la carne picada por capas, intercalando con rodajas finas de tomate y queso rallado.
Poner en el horno precalentado a 180º y dejar bajo el grill durante unos minutos para gratinar. Servir acompañado de una buena ensalada mixta.

 

Berenjenas rellenas con acelgas

Ingredientes para 4 personas

  • 4 berenjenas, 1 manojo de hojas de acelgas (o 2 kilos de espinacas frescas)
  • 1 cebolla pequeña, 1 bol de salsa bechamel, sal pimienta y nuez moscada molida
  • 50 g de nata liquida, 200 g queso de cabra tipo rulo

Preparación


Cortar las berenjenas en dos en su largo, salpimentar cada parte y enrollarlas en papel vegetal para cocerlas así, sin grasa ni nada en el microondas durante 15 minutos. Dejar enfriar antes de quitar toda la pulpa de las berenjenas y reservar las pieles cocidas en una fuente para el horno.
En una sartén echar un poco de aceite de oliva y pochar la cebolla picada fina.
Echarlas hojas de acelgas en la sartén y rehogar todo. Salpimentar y tapar para que cueza en su propio jugo. Añadir a la sartén la pulpa de berenjena reservada anteriormente, añadir la mitad del queso de cabra y la nata.
Repartir la preparación bien mezclada en las pieles de berenjenas. Repartir el resto de queso de cabra arriba de cada media berenjena y poner en el horno precalentado a 180º. Dejar 10 min y luego tostar con la parilla unos minutos.

Huevos “cocotte” en tomates

Ingredientes para 4 personas

  • 4 tomates grandes y firmes, 2 lonchas de jamon de york
  • 4 huevos, 100 g de queso rallado
  • Sal y pimienta

Preparación

Lavar los tomates y cortarles la tapa superior.

Vaciar los con una cuchara pequeña con mucho cuidado, echarles una pizca de sal dentro y ponerlos boca abajo para que expulsar el exceso de agua.

Cortar 2 lonchas de jamón de York en láminas y depositarlas en el fondo de los tomates. Romper la cáscara de los huevos con cuidado y colocamos uno por uno en tazas para retirar la mitad de la clara de cada huevo. Así evitamos que se salgan de los tomates.

Repartir el queso rallado dentro de cada tomate y, encima, poner los huevos con mucha delicadeza para que no se rompan las yemas.

Salpimentar cada tomate y colocarlos en el horno durante 20 minutos más o menos, según la potencia del horno y según os gusten los huevos más o menos hechos

1 2 4