Tarta de manzana y filo

Ingredientes para 4 tartaletas

  • 4 manzanas tipo golden o reineta, 1 paquete de masa filo
  • 100g de azúcar, 100 g de mantequilla
  • Unas 20 de uvas pasas, agua de azahar

Preparación
Poner las uvas pasas en agua. Pelar las manzanas y cortarlas en daditos pequeños. En una sartén calentar la mitad de la mantequilla y echarle los dados de manzana, a fuego mediano. Remover y una vez que empiezan a ablandarse, salpicar con azúcar, subir el fuego y dejar 2 minutos para que caramelice un poco. Dejar enfriar media hora.
Cortar las hojas de masa filo y disponerlos en el fondo de los moldes de tartaletas sin tirar los desechos. Echar 3 o 4 hojas de masa filo, una encima de otra en cada tartaleta.
Repartir las manzanas encima y las uvas pasas escurridas.
Pintar lo que queda de masa filo (los trocitos inutilizados)con el resto de la mantequilla, una vez derretida esa en el microondas. Repartir los trocitos de masa encima de cada tartaletas como picos, así dispuestos.
Entrar en el horno precalentado a 170º y dejar 15 minutos maxi, cuidando para que la masa filo no se queme.

Calabaza con queso de cabra

Ingredientes para 4 personas

  • Medio kilo de calabaza tipo “spaghetti” 1 queso de cabra alargado
  • 50 g de nueces, sal pimienta, nuez moscada,aceite de oliva, orégano seco

Preparación

Pelar la calabaza y cortarla en rodajas gruesas. En una sartén calentar aceite de oliva y echarle las rodajas de calabaza a fuego mediano.
Darles la vuelta varias veces hasta que se ablanden. Salpimentar y añadir una pizca de nuez moscada molida.
Poner las rodajas de calabaza en una fuente para el horno.
Repartir las nueces en la calabaza y añadir una loncha gruesa de queso de cabra encima de cada una. Salpicar con un poco de orégano seco.
Poner en la parte alta del horno en posición parilla y dejar fundir el queso, o gratinar si prefiere. Sacar la fuente y servir las rodajas de calabaza encima de una lechuga bien aliñada.
Este plato se puede hacer con trocitos más pequeños de calabaza y será perfecto para un aperitivo original y sabroso

Patatas sorpresa

Ingredientes para 4 personas

  • 4 patatas gordas, 150 g de salmón ahumado en lonchas, tacos o sobras
  • Yogur griego natural (o nata) ½ Cebolla picada, pimentón dulce
  • eneldo fresco o cebollino,sal y pimienta, huevas de lompo para adornar

Preparación

Lavar y secar bien las patatas y envolver cada una en un trozo de papel aluminio al horno 30 min a 180º. Pincharlas antes de sacar para verificar la cocción.
Una vez cocidas, cortar una loncha gruesa de cada patata a lo largo, para poder vaciarlas sin destrozarlas
Quitar lo más posible de la pulpa de patata con una cuchara, delicadamente y mezclarla con yogur, cebolla, cebollino, sal, pimienta y una pizca de pimentón dulce.
Picar el salmón ahumado y añadirlo a la pulpa de patata y luego rellenar de nuevo las patatas con la mezclar y repartir el salmón ahumado encima de cada patata.
Adornar cada patata con un poco de hierba (eneldo o cebollino) y las huevas.
Servir todavía tibio acompañado de una ensalada verde.

Salmon “gravlax” casero

Ingredientes para 4 personas

  • 1 lomo de salmón fresco (100g por porción deseada (sin piel)
  • medio kilo de sal gorda, 250 de azúcar
  • vodka natural, eneldo fresco, pimienta rosa en granos

Preparación
Mezclar el azucar y la sal. En una fuente de cristal, poner una capa de mezcla sal azúcar en el fondo, echarle unos granos de pimienta, unas ramas de eneldo y encimo depositar el lomo de salmón. Con la vodka, hacer un pequeño “masaje” al lomo de salmón, repartir de nuevo eneldo y pimienta rosa y tapar con el resto de sal y azúcar.
Tapar la fuente con un film de cocina transparente y guardar en el frigo, sin tocarlo, durante 5 horas (menos tiempo si el lomo no es muy grueso)
Al momento de servirlo, sacar el salmón de la salmuera y pasarlo bajo el grifo de agua fría.
Trocearlo como le parezca mejor: en lonchas finas, en dados gruesos y sírvalo como le gusta. Yo siempre hago una pequeña salsa de yogur griego natural en el cual echo cebolleta picada y eneldo o cebollino.

Magdalenas francesas tradicionales

Ingredientes para 16 magdalenas

  • 200 g de harina, 6 huevos, 2 sobres de levadura seca
  • 150g de mantequilla, 20 gotas de agua de azahar
  • Raspadura de naranja, 1 vaso de leche, 1 pizca de sal

Preparación

Mezclar con varilla el azúcar con los huevos enteros hasta que se pongan blancos.
Añadir el agua de azahar y la leche, mezclar de nuevo y añadir la harina y la levadura y por terminar la mantequilla y las raspaduras de naranja. Dejar reposar a temperatura ambiente durante 15 min.
Untar el molde para magdalenas con un poco de mantequilla para que sea más facil sacarlas después de cocción. Verter la preparación en los moldes cuidando no llenarlos del todo ya que la masa va a hinchar durante la cocción.
Enhornear en el horno precalentado a 240º, dejar esta tempertura 5 min y bajar hasta 200º. Dejar cocer 10 min o un poco más según la calidad del horno. (pinchar las magdalenas con un cuchillo: si sale la puntilla seca, las magdalenas esta cocidas)
Sacar las magdalenas del molde al salir del horno y dejarlas enfriar antes de comer.

Semana Santa en Europa: símbolos y tradiciones

La semana santa en España representa el evento más importante del año para los devotos y, al paso de los años se ha transformado en la señal de debut de la temporada turística alta con lo que conlleva de consecuencias económicas para gran parte de la población, más todavía en Andalucía.
El sur de España vive, respira, disfruta y sufre la semana de pasión del Cristo, pero también se animan las calles, los centros de las ciudades, los bares y los restaurantes y si el tiempo acompaña las playas se llenan de turistas que, una vez la noche llegada, se aprietan para descubrir la tradición española de Semana Santa, ya que en ningún país se celebra con tanta devoción, ni siquiera en Italia.

Para los cristianos la Semana Santa es una celebración muy marcada en las tradiciones católicas y ortodoxas, pero poco celebrada en países como Alemania, Bélgica, Francia o Inglaterra donde solo el lunes de Pascua es festivo. El “Eastern Sunday” es un día de reencuentros de familias marcado por una temática culinaria importante: el cordero de Pascua y el chocolate.

En Francia la leyenda dice que las campanas de las iglesias (que se quedan en silencio total del jueves santa al domingo de Pascua) vuelven de Roma para anunciar la resurrección del Señor y dejan huevos de chocolate en los jardines, parques, y casas donde hay niños.
En Alemania son los conejos que dejan los huevos y figuras de chocolate en los jardines. El conejo representa la fertilidad al igual que el huevo. Se trata, en su origen, de una tradición pagana que tenía relación con la llegada de la primavera.
Cuando los niños han terminado de desayunar correr buscar los huevos de chocolate en su casa, su pueblo, en centros comerciales o castillos. Es una tradición muy arraigada y numerosas manifestaciones colectivas están organizadas cada año con más aceptación de parte de un público interesado en mantener sus tradiciones. Por allí se montan “arboles con huevos” un poco al estilo de los árboles de navidad.

En Inglaterra, el Sunday Eastern es un día de familia, de juegos, como el “Easter egg rol” y de gastronomía con el típico Easter Ham, o el “Hot cross bun” pequeño bollo dulce en el cual está dibujada una cruz.
En Grecia y en Rusia, países de confesión ortodoxa, el huevo decorado y pintado es también símbolo de la Pascua. Los rusos (como los ingleses) comen jamón cocido al horno o cordero, según las regiones. Los griegos comen una sopa de callos y la famosa “brioche” con huevos coloridos Tsoureki.
Los griegos terminan la comida del domingo de Pascua chocando entre ellos unos huevos duros, pintados o decorados. Hay que coger el huevo duro con solo 3 dedos, chocarlo con el de las personas de la mesa y el que se rompe primero traerá suerte.
La fe y su práctica pasa de largo en la mayoría de los países europeos y, en Francia, por ejemplo, la única procesión importante que hay es en Perpignan (cataluña francesa) el viernes Santo: La SANCH.
La Cofradía de La Sanch se dedicaba a consolar a los prisioneros condenados a muerte, representados por fieles vestidos con largos capirotes y túnicas negras. Los fieles que acompañan a los condenados visten capirotes y túnicas rojas, pero lo que convierte en especial esta procesión son los misterios y los gozos, representaciones de las diferentes escenas de la Pasión. Los gozos son cantos tradicionales al sonido de los tambores.

Al final, igual que pasó con las navidades, el lado más religioso de Semana Santa se está perdiendo.
Lo que si perdura es la cultura gastronómica tradicional de la cuaresma, la abundancia de recetas de pescado y en particular de bacalao así como de dulces regionales típicos (torrijas, monas, brioches, buñuelos).
En gran parte de Europa, Semana Santa ahora significa vacaciones y ocio, reuniones de familias y amigos, buena mesa y buenos vinos y muchos la disfrutan lo mejor que pueden.

Ensalada de espinacas

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kilo de brotes de espinacas, 100 g de laminas de queso de oveja curado (o de un buen parmesano)
  • 8 rodajas de pan tostado, 4 huevos
  • 1 diente de ajo, aceite de oliva, zumo de limón, sal y pimienta

Preparación

Lavar cuidadosamente las espinacas (con un poco de vinagre en el agua de lavado) y dejarlos escurrir un buen rato para que se seque lo más posible.

Cocer los huevos en agua durante 8 minutos a partir de que el agua rompa a hervir.

Una vez pasado el tiempo de cocción, sacarlos y echarlos enseguida en agua con cubitos de hielo. Dejarlos 5 min para poder pelarlos.

Frotar las rodajas de pan tostado con ajo. Preparar la salsa mezclando el aceite y el zumo de limón. Salpimentar abundantemente. Poner la salsa en los brotes de espinacas y remover para repartir la salsa lo mejor posible.

Repartir las espinacas en los 4 platos, disponer las tostadas de pan cortadas en trozos alrededor de los brotes y poner los huevos pelados encima de cada plato. Terminar repartiendo las laminas de queso.